¡Recibe las novedades en tu email!

martes, 24 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Hace tan solo unos días os hablaba de las 17 semanas y ya estoy aquí de nuevo para contaros que cumplí las 18 ¡Qué rápido pasa el tiempo!. Lo peor es que después de tanto lío con la búsqueda de la casa, la mudanza y todo ese rollo, una vez que todo terminó entré en una especie de trance que me ha hecho estar unos días bien floja, es decir, no he hecho absolutamente nada, como os lo cuento. Si a esto le sumamos que aquí mi conexión es pésima entonces podréis averiguar por qué no estoy publicando apenas nada ni comento en vuestros blogs ¡Es que la conexión no me llega!. La mayoría de las veces no me carga ninguna página así que tengo que ir probando y ver cuándo cuela...

Y bueno, en esta nueva semana la verdad es que he notado poca diferencia respecto a la anterior, mis hormonas están completamente revolucionadas y la mayoría de las veces no me entiendo ni yo, lo mismo me da un ataque de organización y me pongo a decorar cajas para guardar en ellas ropa interior y calcetines, todo perfectamente doblado y ordenado según lo que más me pongo, lo que más me gusta, lo que puede ser para ocasiones más especiales que otras, etc, etc, etc... Que lo mismo me da por dormir hasta las 11 de la mañana y luego paso el resto del día hecha una chapuza sin ganas de mover ni un dedo.

Cuando a mis hormonas le apetecen estoy eufóricamente feliz, pero cuando no me pongo a llorar y no sé ni por qué... Y así me ocurre con todo, me voy a los extremos en menos de una milésima de segundo y claro, a ver quién es capaz de adivinarlo. Gracias a Dios maridín lo entiende y se limita a no decir nada, si me ve bien está a mi lado, sino se da la vuelta y duerme. Puede parecer grosero pero para mí es un alivio que ocurra así, porque cuando me pongo de mal humor cualquier cosa me molesta, así que mejor nos vamos a dormir y a ver si me levanto con otro ánimo.

El enano se mueve muchísimo, sobre todo por la noche (¡Menuda me espera!), tanto se mueve que el futuro papi ya es capaz de sentirlo si pone su mano en el vientre y a mí eso me encanta, porque sentirlo yo sola era guay, pero compartirlo es mucho mejor. Lo peor de esto es que a veces me asusta y ayer incluso me dolió, puede parecer raro, lo sé, pero a las 3 de la mañana el señorito me dió un golpe tan fuerte que hasta desperté a maridín con mi quejido, el pobre asustado pensando que me pasaba algo, pero solo era el bebé, que si él no duerme los demás tampoco y punto, no hay otra opción.

No sé si os lo había dicho en otra ocasión o no, pero sigo sin poder tocar la cocina, los olores siguen molestándome y soy totalmente incapaz de tomar ciertas comidas, nada más pensar en ellas me da un asco horrible. Se supone que a estas alturas ya tenía que haber pasado el tema de las náuseas, pero nada, me ha tocado vivirlas hasta el infinito y más allá ¡Qué remedio!.
lunes, 16 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Habéis leído bien, después de más de una semana buscando casa, al fin la hemos encontrado. Ayer nos mudamos a un piso de 3 habitaciones (el pack familiar completo: suegros, cuñado, maridín y yo) y todavía nos quedan cosillas por poner en su sitio y cosillas que traer como la nevera o el butano para cocinar, pero al menos ya estamos instalados y vamos haciendo todo poco a poco.

Las que os quedásteis con la intriga de saber qué era ese punto negativo curioso de esta "mudanza infinita", no os preocupéis, que en el miércoles mudo podréis verlo jajaja.

A parte del tema de la mudanza vengo a contaros que el viernes cumplí 17 semanas y he notado algunos cambios muy buenos. Uno de ellos es mi energía, me sigo cansando al hacer las cosas, pero muchísimo menos que antes, es decir, antes después de limpiar los platos o cualquier cosilla por el estilo me tenía que ir a la cama directamente y me quedaba frita durante horas.

Ahora es diferente, ayer por ejemplo hice muchísimas cosas (sentada, claro) como vaciar todas las cajas que tenía de la mudanza y organizarlas adecuadamente con su etiqueta incluída, así a la hora de sacar la ropa de invierno o algo por el estilo sé a dónde dirigirme sin problemas, que como la mudanza fue en plan express (se decidió todo en un día) no me dio tiempo a colocar las cosas demasiado bien y tenía un caos montado.

Luego estuve organizando la ropa que usamos ahora, que como no tenemos armario todavía pues me monté una especie de escalerilla con las cajas, la cubrí con una tela y ahí he puesto la ropa bien dobladita, un apaño casero temporal. También organicé mi escritorio y alguna cosilla más, todo esto estando la mayoría del tiempo sentada y con un breve descansito antes de la comida.

Ahora mismo acabo de limpiar platos, encimera, la mesa de la cocina, hice la cama y coloqué algo de ropa que aún me quedaba en una maleta. Esto en otro momento habría sido imposible, sin embargo ahora sigo con energías, si no hago más cosas es porque sé que no debo y de paso no me viene nada mal aprovechar esta etapa de "No, yo debo hacer el máximo reposo posible, hazlo tú", que al principio me fue difícil pero oye, qué fácil es habituarse a lo bueno jajaja : )

Otro cambio ha sido mi vientre, ha crecido mucho en poco tiempo, casi ha sido como levantarme, mirarlo y preguntarme "¿Y esto cuándo ha crecido?". Además en ocasiones se pone duro, según google son contracciones falsas que se dan en todo el embarazo para la preparación al parto y yo al leer esto no puedo evitar ponerme contentísima, aunque a la vez me preocupa que ocurran más de la cuenta y yo no me entere de que es demasiado... Tengo que consultarlo con la gine.

Y el mejor cambio de todos, el que más me gusta: ¡¡¡Mi bebé se mueve!!!. Cuando estoy haciendo cosas no se mueve o yo no me doy cuenta de nada, pero cuando me acuesto y sobre todo por la noche, se empieza a mover. Algunas veces más que otras, por ejemplo, antes de ayer no pude dormir porque cuando aún no he pillado el sueño del todo soy muy delicada y cualquier cosa me despierta, esa noche se movía mucho y continuamente me despertaba, es una sensación a la que todavía no estoy habituada ni creo que me vaya a habituar, me impresiona.

Os prometo que todavía no me lo creo: Lo he visto en la eco, sé que tiene vida, lo he visto moverse y ahora incluso puedo sentirlo, pero de verdad que todavía no me lo creo. ¿Tengo un bebé en el vientre? O_O ¡Socorro!.
miércoles, 11 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Todavía no ha terminado nuestra mudanza, no voy a contar novedades porque tengo la sensación de que cada vez que cuento algo, se estropea. ¿Bocacabra se le llama a eso? ¡No lo sé!, pero por si acaso no voy a decir nada hasta que no estemos ya instalados, con nuestras cositas en su sitio y disfrutando al fin del "hogar, dulce hogar".

El caso es que seguimos con la amiga de mi suegra (A partir de ahora F), aunque empezamos a ver una pequeña luz al final del túnel pero como os he dicho, no diré nada todavía por si acaso. Ayer me puse a pensar en que todo ocurre por algo y le empecé a dar vueltas a los puntos positivos de todo esto, veamos pues:

El que más me gusta es que me he soltado muchísimo con el francés y con el árabe. Antes me costaba, me daba mucha vergüenza por la pronunciación (mi acento andaluz no me ayuda en esto) y hablaba con mi suegra en italiano porque me resultaba mucho más fácil pronunciarlo, pero ni ella ni yo tenemos suficiente nivel en este idioma como para entendernos adecuadamente.

Aquí ya sabéis, son 11 personas y todas me hablan en francés o árabe, es decir, no me quedaba otro remedio que soltarme si es que quería sobrevivir. Especialmente me he soltado hablando con la amiga de mi suegra y con su nuera que son las que pasan más tiempo en casa, mis suegros andaban dando vueltas en busca de una casa y mi marido iba alternando entre la búsqueda y el trabajo.

En estos días he tenido ciertas dudas sobre el embarazo, algún que otro dolorcillo, infección, etc y es a ellas a quienes he consultado, aunque al final hago lo que me da la gana, sobre todo si no me convence lo que me dicen, pero yo pregunto. Parece mentira que solo me hiciera falta un empujoncito para ponerme a parlotear francés, todavía me queda por aprender, pero ya me entiendo sin problemas con los demás, así que estoy muy contenta por este lado.

Otro punto positivo es haber conocido a la nuera de (F) (a partir de ahora I), que tiene un par de años más que yo y tenemos muchas cosas en común, aunque a menudo intenta cambiar algunas cosillas en mí que no pienso cambiar, por ejemplo, yo llevo khimar y ella hijab, continuamente está diciéndome que es mejor el hijab, que no es obligatorio lo que yo llevo etc. Y lo sé, no es obligatorio, pero yo estoy más cómoda así, me siento mejor. Tampoco es obligatorio ir de negro, cualquier color discreto vale, pero si me conociera de antes vería que no llevo el negro por "extremismo", como dicen, sino porque es mi color preferido a la hora de vestir, me parece muy favorecedor y elegante, lo mismo puedo decir del blanco, pero a mí no me queda bien porque me resalta mucho mis ojeras de serie.

Tengo un khimar burdeo y me encanta, pero ese me lo pongo muy poco porque se arruga muchísimo, entonces por pereza de ponerme a planchar al final siempre llevo el negro, que lo puedes hacer una bola si quieres y no se arrugará. A pesar de todo me gusta estar con ella, es muy amable, me cuida muchísimo y está continuamente pendiente de que no me falte nada, cosa que se agradece enormemente en estos momentos.

El tercer punto positivo que saco de todo esto es mi descanso ya que aquí no estoy haciendo absolutamente nada. En alguna ocasión me pongo a recoger la mesa después de comer, pero es que no me dejan, me dicen que no haga nada, que yo estoy embarazada y debo descansar. Este punto a veces me hace pensar que prefiero no irme, prefiero seguir sin encontrarme montañas de platos con restos de comida olorosa o poder pasar el día con una sola siesta, que cuando limpio es imposible, limpio una cosilla y me quedo frita, al final paso el día demasiado tontorrona con tanto dormir.

Otro punto positivo: (I) tiene un bebé de 7 meses y me lo paso pipa con él. Es un bebé de lo más simpático y le encanta estar conmigo, es verme y empieza a agitar los brazos y a reirse, se queda embobado mirándome y me sonríe ¡Un encanto en miniatura!. (I) alucina por cómo se comporta conmigo, es capaz de estar llorando y en cuanto me ve saca una sonrisa babeante. Tanto (I) como (F) no quieren que me vaya, no sé si por el tema de que el niño deja de llorar o qué, pero hasta me han ofrecido la habitación que ocupo ahora para mi marido y para mí.

Hasta ahora eso es lo que se me ocurre por el lado positivo, en otro momento os contaré los puntos negativos, que hay uno muy muy curioso... Incluso tengo que hacerle foto porque sino no os lo vais a creer jajaja.

¡Besotes a todas!


domingo, 8 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Se supone que hoy os iba a escribir sobre algo de casita, alguna cosilla relacionada con la limpieza, organización o algo de decoración, pero como aún no estoy en casita y la mudanza está en pausa hasta que encontremos algo pues nada, no se me ocurre nada, la inspiración en esos temas se me va... ¡Así que os cuento cómo vamos avanzando!.

Seguimos en casa de la amiga de mi suegra, seguimos conviviendo 11 personas y gracias a Dios aquí tienen la costumbre de ser muchos en casa, así que ningún problema de convivencia, pero si no estás habituado a esto el tema se complica un poquito. Ese es mi caso y el de mi marido, no estamos habituados a tantas personas en casa, digamos que ambos somos un poco solitarios.

Justo de esto hablaba con Cintia esta mañana porque siempre me he visto a mí misma como un poco rarita porque me gusta estar sola, cuando la casa se queda vacía es cuando más disfruto y mirad que hago lo mismo de siempre, pero oye, lo disfruto de otra manera jajaja.

Entonces esto de descansar por la tarde mientras unos y otros entran y salen de la habitación no va conmigo, eso de ducharme sabiendo que otras 10 personas posiblemente necesiten entrar al servicio se me hace complicado, sobre todo porque siempre hay al menos 2 personas haciendo cola, no os digo si además tuviera estreñimiento de este típico del embarazo, gracias a Dios que no lo tengo (no lo diré muy alto vaya que al final me caiga, por hablar), pero si lo tuviera sería un horror vivirlo de esta manera, en la que las visitas al servicio deben ser lo más rápidas posibles porque con total seguridad alguien más estará esperando a que salgas.

Las comidas no son lo mismo tampoco, esta familia está habituada a que ahora es la hora del almuerzo, entonces ahora comemos y al terminar ya no hay nada más para comer hasta unas 3-4 horas después que hagamos la merienda, es decir, cada comida tiene su inicio y su fin, entre horas no hay nada. A esto no estoy habituada y mucho menos ahora con el embarazo, yo soy de comer mil veces durante el día, sin hora fija, simplemente cuando tengo hambre como y listo.

Con el embarazo además no puedo comer demasiado de golpe porque me dan náuseas, entonces mi número de comidas diarias han aumentado porque voy haciendo varias comidas en pequeños espacios de tiempo, no puedo pasar más de una hora sin comer nada. Pues aquí eso es difícil, tengo mis paquetitos de galletas y cosas por el estilo para ir picoteando al menos, pero siempre hay alguien que aparece para preguntarme "¿Has terminado con esto?, ¿Me lo llevo?, ¿Ya no quieres más?". Y yo todo el tiempo repitiendo "Deja eso ahíiiii que voy comiendo poco a poco" jajaja.

Mis suegros están tranquilos porque para ellos es diferente, van buscando casa con tranquilidad y si tienen que estar aquí un día más no le ven ningún problema, pero maridín y yo queremos que la situación termine rapidito, volver a tener la intimidad de nuestro hogar, poder cambiarnos de ropa con tranquilidad en lugar de hacerlo a hipervelocidad por si acaso alguien entra en la habitación y un largo etc.

Por todo esto y más cosillas que me dejo en el tintero, maridín ha decidido que mañana si Dios quiere nos vamos, da igual si es a una casa con una sola habitación, pero nos vamos. En principio la idea no es guay, pero analicemos:
  • Aquí somos 11 personas y la casa tiene dos habitaciones. Si fuesen familiares muy cercanos quizá sería diferente, se viviría de otra manera.
  • Si nos vamos a otra casa aunque tuviera solo una habitación sería diferente, porque pasaríamos a ser 5 en casa en vez de 11 (y no creo que mis suegros acepten algo así, por lo que las probabilidades de que nos vayamos maridín y yo solos son bastante altas).
Andaba un poco desanimada, pero al contarme esto maridín me animé un poco, al fin buscamos otras soluciones y espero que vayan bien. Ya os informaré sobre las novedades porque todavía nada es seguro, a ver qué tal nos va...

¡Besotes a todas y muchísimas gracias por vuestro apoyo!.

 
sábado, 7 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Supongo que os habréis dado cuenta de que me he saltado una semana, y si no os habéis dado cuenta ya os lo cuento yo. Cuando fui a la primera ginecóloga me dijo que estaba de 7+1, así que mi día de cumplir una semana más caía en martes. Ahora que fui a esta nueva ginecóloga (y como ya sabéis mucho mejor que la primera) me dijo que estaba de 14+6, así que el viernes pasado cumplí 15, pero como me pilló con varias cosas más ya se me pasó contároslo. Por eso hoy pasamos a la semana 16, que es la que cumplí ayer.

Cada vez noto menos diferencia entre una semana y otra, aunque sí que he notado alguna cosilla. Empiezo a sentir los famosos calambres pero solo cuando realizo algún esfuerzo, por ejemplo, mi ducha está hiper atascada, le hemos puesto hasta ácido pero sigue igual, entonces no me da tiempo a meterme toda en la ducha porque se me inunda el servicio. La única solución que encontré es lavarme primero el cuerpo, que no son más que 5 minutos y ya mientras me seco y me visto la ducha vuelve a la normalidad. Luego me lavo el pelo agachando la cabeza, y ahí es cuando noto estos calambres... Además del dolor de espalda y el mareo al levantarme ¡Pero es lo que toca!.

Pronto cambiamos de casa (que todavía no hemos encontrado ninguna) y volveré a mi ducha completa, aunque después del embarazo (cuando ya esté recuperada) lo mismo vuelvo a hacerlo así, porque se gasta muchísima menos agua.

Otro cambio es que las náuseas ya empiezan a desaparecer, aunque eso de estar en la cocina o notando ciertos olores todavía no es posible, pero mientras me mantengo alejada de estas cosas todo va bien. La semana pasada comencé con el ácido fólico y uno de sus efectos secundarios son náuseas y precisamente sobre esto quería hablaros.

He leído todo el prospecto (como siempre hago con cualquier medicamento) y te indica que lo mejor es tomarlo antes o durante el almuerzo, según la tolerancia digestiva, porque con alta probabilidad provocará náuseas. Y digo yo ¿Por qué entonces a la mayoría les dicen de tomarlo por la mañana, que es cuando las náuseas son más fuertes?. Entre las náuseas propias del primer trimestre y las que causa el ácido fólico, no me extraña que la mayoría acabéis vomitando todo el tiempo (especialmente por las mañanas).

Esto solo me hace pensar que es una táctica para hacernos consumir más, porque la que tenga paciencia lo soportará lo mejor que pueda, pero la que lo esté pasando muy mal al final recurrirá a las pastillas para las náuseas... ¿No sería mejor avisar de que se puede tomar a otra hora?.

Yo el primer día las tomé después del almuerzo porque me olvidé y las náuseas fueron horribles, me duraron hasta la noche y con unas ganas de vomitar tremendas, pero aguanté como pude. Al segundo día las tomé a mitad del almuerzo y oye, como si nada... Siento un poco de malestar un ratito después pero es muy leve y dura poco tiempo.

De momento ningún cambio más que me haya llamado la atención. El vientre sigue creciendo lo suyo, pero vamos que desde las 6 semanas lo tengo hinchado, el caso es que ya se me nota hasta con la ropa (y eso que en casa utilizo vestidos anchos), así que no sé a dónde voy a llegar con la panza jajaja.

Y... Sigo teniendo mucho sueño... Zzz ZzZ
viernes, 6 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Vengo a contaros novedades: Como os decía Cintia en un comentario de mi anterior entrada, en el último momento nos quedamos sin casa a la que irnos y estamos quedándonos en casa de una amiga de mi suegra. Me explico mejor, habíamos visto la casa y todo, muy guay todo, pero cuando el propietario vio que mi suegro es jubilado no le pareció buena idea alquilárnosla, teme que no podamos pagarle...

Eso a las 9 de la noche, cuando ya todas las cosas estaban metidas en el camión y nos estábamos preparando para salir, los inquilinos que se quedan en nuestra casa ya se estaban preparando sus cosas, así que nuestra única solución fue llamar a la amiga de mi suegra.

Aquí estamos desde ayer y la verdad es que son muy buenas personas, pero oye, como en casa en ningún sitio... Además esta casa es de dos habitaciones, un solo servicio y somos ahora mismo 11 personas en ella. A mí y a mi marido nos han dejado una habitación para nosotros, cosa que agradezco muchísimo, pero aún así la convivencia se dificulta un poco, más que no estoy habituada a tantas personas en una misma casa.

Espero que pronto encontremos una casa a la que irnos, si Dios quiere, porque en estos momentos no tengo demasiada paciencia como para estos líos y se me hace más difícil que si me hubiese pillado en otro momento, pero es lo que toca, así que ¡Qué remedio!.

Besotes a todas, os mantendré informadas de mi paraje siempre que pueda : )
jueves, 5 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Escribo rapidín porque ya hemos encontrado casa, me explico, estábamos de mudanza porque una empresa nos alquilaba la casa donde vivimos ahora, le dijimos que sí sin pensarlo dos veces porque es muy buena oferta, pero tenían prisas y hemos tenido que buscar otra casa en estos 2-3 días que han pasado desde que os conté que nos mudábamos. Ahí estábamos con las cajas casi preparadas, pero sin saber a dónde íbamos jajaja.

Hoy por fin hemos encontrado una casa que pinta muy bien, yo todavía no la he visto porque me he negado a patearme toda la ciudad en busca de alguna casa en alquiler, pero maridín sí la ha visto. Según él nuestra habitación es grande, tiene un balcón grande (que me interesa mucho para la caja de arena de mi bicho) y lo mejor, tiene armario empotrado... ¡Después de 3 años sin armario! Mis ojos han hecho chiribitas, no he preguntado cómo es el resto de la casa, con esto me basta jajajaja.

Ya hoy se tienen que incorporar inquilinos por aquí de parte de la empresa, así que esta noche no dormimos aquí. Os cuento todo esto porque en la otra casa aún no hay luz, la hemos encontrado justo hoy y nos vamos ya, así que posiblemente hasta mañana que vaya el electricista no podré estar por aquí. Mi pc es portátil, pero como me cargué la batería es como si no lo fuera... : ) ¡Ya me pondré al día!. Espero no tardar mucho en volver, si Dios quiere.

Besotes a todaaaaaaaaaaas
lunes, 2 de abril de 2012
Assalam alaikum wa rahmatu Allah wa barakatuh

Hola a todas!

Hoy os iba a contar otra cosa pero me va a ser imposible. Me he levantado con molestias en el ojo izquierdo, es como si tuviera algo bajo el párpado superior, he estado mirando y no veo nada, pero siento algo aunque no consiga verlo. El problema es que me hace lagrimear continuamente y veo borroso, por eso he intentado leer vuestras actualizaciones en los blogs pero no puedo, tampoco voy a poder escribir algo más largo que esto. Ya me duele la cabeza de forzar la vista, da igual cuánto me seque los ojos, las lágrimas vuelven.

Me ha pasado alguna vez que me ha salido como un granito o algo así pero cerca de las pestañas, en el exterior, y ha molestado pero bueno, se ha quitado solo y no ha sido para tanto. Esto no sé qué es, según maridín a lo mejor una herida (¿Me he hecho una herida bajo el párpado mientras dormía?) y ya me tiene desesperada. ¿Os ha pasado alguna vez? ¿Conocéis alguna solución?.

Me da a mí que el día de hoy va a ser un poco difícil...

Parto y postparto

Mi pequeñín

Seguidores